fbpx

La EBY dona Campo San Juan a la Administración de Parques Nacionales

El director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Martín Goerling, junto al Presidente del Directorio de la Administración de Parques Nacionales (APN), Eugenio Breard y representantes de la Agencia Administración de Bienes del Estado (AABE), firmaron la transferencia de 5.104 hectáreas que pasarán a ser parte del “Sistema Nacional de Áreas Protegidas”.

Estas tierras fueron adquiridas por la Entidad Binacional Yacyretá para cumplir con la compensación de las áreas inundadas por la represa y totalizan la cantidad de 5.104 hectáreas, que tiene como límites al norte, el río Paraná; al sur una línea marcada por la Ruta Nacional 12; al este, el Arroyo Santa Ana y cerrando el cerco, el Arroyo San Juan al oeste.

De acuerdo con convenios vigentes, la EBY brinda a la Administración de Parques Nacionales “toda la información técnica disponible de campo asociada a Campo San Juan y áreas vecinas, incluyendo el río Paraná y otros ecosistemas acuáticos,” como también asistencia financiera y de obras necesarias para el funcionamiento del futuro Parque Nacional.

Principales características de la reserva Campo San Juan

Este sector se halla en una zona de transición entre la selva paranaense y los campos del sur misionero, en donde pastizales, pajonales y selva forman un mosaico dinámico.

Algunos de los elementos característicos que lo distinguen son los “capones” o isletas de selva, pastizales naturales y los bosques de Urunday, que suelen descender de las lomadas pedregosas formando un complejo ecotono.

El suelo se caracteriza por numerosos afloramientos de rocas, no demasiado apto para cultivos finos o pasturas aptas para ganadería lo cual permitió la conservación, en gran parte, de la flora original.

La fauna presente en el lugar también presenta singularidades sobresalientes, siendo las especies de mayor interés aves como la Chuña de pata rojas el Carpintero Cara Canela entre una numerosa avifauna; entre los mamíferos el Zorro gris pampeano, algunos roedores autóctonos, además venados, anfibios en las zonas ribereñas y felinos.

Desde el punto de vista de la historia de la región, dentro de la reserva, se encuentran las ruinas de lo que fuera el primer ingenio azucarero de Misiones, destacándose una imponente chimenea que aún hoy, a pesar del paso de los años se eleva por sobre la selva que cubrió todo ese sector, y será un importante punto de interés turístico y de valoración de la historia de la provincia de Misiones.

El vínculo entre la EBY y la APN posibilitará la gestión para la conservación de la Biodiversidad en los Parques Naturales de la Argentina; lo cual consolidará un corredor ecológico entre: Campo San Juan- Urutaú- Iberá.

Share